No es re-edicion, es redencion...

Les acerco un extracto de una discusión mediante Buzz sobre "Amapola del 66", en la que se hablaba sobre que tan bueno nos parecía (o no).
Y sin darme cuenta, salio todo esto que viene a continuación.








mmm, es difícil, pero voy a tratar...(de no ser subjetivo)
Las comparaciones que haces no se si están correctas del todo, por varios motivos. Primero, con otras bandas: Las pelotas. Siempre hubo rivalidad entre estas dos (aunque la mayoría solo por parte de los escuchas). Es difícil no caer en la típica guerra "los unos y los otros". Las pelotas es una enorme banda, que suenan increíble! Una de las mas solidas en escena, mas grupo y con canciones excepcionales. Y Despierta es un discazo, no lo voy a discutir. Pero no marco un eje.
Cuentos borgeanos...banda nueva e innovadora, cuya voz principal es uno de los bateros que mas me gusta, pero así y todo no termina de convencerme (que no quiere decir que sean malos, solo que a mi no me terminan de gustar). Que son cambiantes o evolutivos en su música es una característica muy buena, pero catupecu también lo hace (y como lo hace!), y hasta la renga fue mutando su sonido disco a disco.
Quiero decir que estos dos ejemplos que das me parece que son mas subjetivos que analíticos.
Te explico, desde mi punto de vista, por que me parece un disco tan bueno:
1) Evolución como banda: dejar atrás (o afuera) a un batero como araujo y conseguir la amalgama grupal que tienen ahora es todo un merito. El disco fue grabado en vivo en los estudios ( solo me acuerdo de circo beat como otro ejemplo nacional, y creo que alguno de Vadala también), y solo se agregaron voces y arreglos de guitarra puntuales (o superpuestos). Sumado esto a el ensamble grupal obtenido. parece que tocan juntos hace 30 años (los tres)
2) Evolución musical: Los cortes progresivos que proponen en todos los temas llevan la música a un peldaño mas (para mi gusto), además de diferenciarlos de los cortes tradicionales. Me refiero a esos cambios de tempo abruptos, cambios de compás (el mas notorio es en amapola, cuando cambian de 3/4 a 4/4, para volver a 3/4 después de el interludio y transformarlo en un 6/8 hacia final), o giros inesperados con resoluciones exitosas (todos estos cortes resuelven bien, vuelven a la melodía original de un modo impensado y hasta la insinúan de a poco).

3) Evolucion personal: Cada uno de los tres esta en su mejor momento musical. Mollo transformo sus gritos rockeros altísimos en melódicas entonaciones medias, guardando la explosión de la voz para momentos puntuales, evitando repetirse. Juega con las melodías y la letrica de los versos y no agota recursos en dos canciones.
Su ejecución con la guitarra es cada vez mas salvaje, pero con sobriedad. Ya no hay derroche de 6 cuerdas rasgadas. Los solos son ahora mas, pero no es el repetible y predecible hendrix, si no la mejor interpretación de mollo en cada uno. Las variedades de sonidos del instrumento, elegido con fino criterio para cada ocasión, los recursos de efectos en constante cambio y prueba, sin dejar de cumplir su función en la canción para destacar algún virtuosismo. La incorporación cada vez mas frecuente de moduladores (como si estaría usando un órgano) para relleno y a veces hasta para definir el sonido de la canción. Todos estos recursos se notan que están estudiados en detalle.
Y arnedo en el bajo, tocando cada vez mejor, eligiendo con un criterio único los acompañamientos rítmico-melódicos, destacando su vistuosismo para la velocidad sin descuidar lo mas importante: La base. Amalgamados hasta el ultimo golpe con catriel, generando la mejor dupla rítmica del rock argentino. En este disco a veces va mas al frente,a veces esta irreconocible y a veces esta camuflado con el paisaje. Un criterio que no siempre es bien acertado, aquí cumple su rol de manera exquisita. Una mezcla entre pastorius y flea, pero en criollo.
Catriel: Y no se...no lo había escuchado antes, pero lo que toca en este disco es increíble. Los cortes progresivos que cito mas arriba dependen en gran medida de el. Y en el disco no le pega tan duro como en vivo (se nota en el sonido de los parches), lo que le da un gran respiro al conjunto de cuerpos de la batería.

4)Composiciones: Las canciones son mucho mas maduras que en los discos anteriores. Citás a vengo del placard, como comparación de su receta musical y sin embargo en ese disco (que no es de mis favoritos, pero aun así me gusta) la receta era mucho mas comercial que ahora. (ahora no tenes corte de difusión,por ej.) Antes la formula fue mas rockandroll, power trio y actitud rockera. Quizás desde las letras ya habían empezado una introspección (evidenciada desde narigón del siglo), pero aquí las sutilezas son de letra y de música.
De un disco de 14 canciones, solo unas pocas se parecen ala formula anterior: Hombre en U, Buscando un ángel, el perro funk. Pero en todas las otras las composiciones son mas rebuscadas de alguna manera, saliendo del esquema tradicional pero correspondidas con un hard rock de mid tempo (amapola misma es un gran hard de tempo lento, aunque este en compás de vals). Vuelvo a citar los recursos musicales que cada uno aporta,para generar esa diferencia en las canciones. Por ej,: caminando. La batería usa un patrón que no recuerdo haberlo escuchado en una canción anterior de la banda: redobles de tambor y bombo sincopado, acompañado por el bajo que oscila entre disco y funk. por citar solo uno.
Después las delicadezas de Senderos, Jujuy , Boyar nocturno que me parecen los pilares del disco.
Todas tienen pasajes musicales extraños (las influencias progresivas que hablo antes) que le dan otro color a las canciones, cambiándolas de genero practicamente y evitando así ser comparadas con muchas de la nueva producción musical. Toques de exquisitez (o complejidad en algunas) que la ponen a la altura de bandas extranjeras. Incluso las melodías vocales.

5)Y no menos importante: El sonido logrado.
Es un disco que cuido detalles de sonido en todos los aspectos. La batería a veces suena moderna y a veces suena al mismo John Bonham (por ej. Todos). El bajo a veces esta al frente, con distorsiones muy densas (aunque por debajo haya un bajo limpio), ocupando todo un lado del espectro sonoro (mantecoso), o en el medio y junto con el bombo de la batería.
Las guitarras están a veces al re palo (boyar nocturno),o con la voz o con los platos, distribuidas en ambos canales por lo general aunque a veces mas de un lado que en el otro. A veces con procesos muy cargdaos en los efectos, pero a veces limpia con la distor del ampli solamente (bueno y algo mas seguro, mollo es muy mañero). La voz nunca al nivel de nene de antes, ahora siempre mas baja (lo suficiente para que no sobresalga sin que se deje de entender).
Y el sonido general del disco, que no esta saturado en ningún momento, dejando espacios de aire y prescindiendo de la compresion cuando no hace falta. (El gráfico de onda del disco es así, y esta reflejado en el audio, cuando lo escuchas). Sonidos brillosos, con cuerpo, con medios, con profundidad. Un sonido muy analógico. eso es una elección y no cuestión de azar.

Creo que todos estos matices hacen a un resultado general muy interesante. Quizás todos los ejemplos que me nombraste tienen los méritos que decís, e incluso mas, pero yo veo en este disco cosas que en los otros no. Son detalles, que hacen al total del álbum como tal (como una unidad de principio a fin), y que a veces no son tomados en cuenta.
Cuando estos detalles están tan bien producidos es cuando a mi me da gusto escucharlo (por lo general este análisis viene después de las escuchas y no antes, para no generar condicionamiento en el criterio).
Es por estas cosas que enumero arriba que a mi me parece el mejor disco nacional en mucho tiempo. (el único que le compite es Skay, con cualquiera de sus discos, cuyos procesos de producción y composición son muy parecidos a estos, con la diferencia que llevan solo 8 años juntos.)

Quizás me falta escuchar alguno con mas atención, y quizás termine sacando a amapola del trono. Pero por lo pronto es el que mas gusto me da escuchar. Y, por supuesto, el que mas valoro.

4 escuchas:

Pelo dijo...

A mi el bajo me suena más a John Entwistle (o cómo se escriba, bajista de The Who), que a Pastorius o Flea que tienen un toque más bien melódico y no tan base. De hecho tiene más un vínculo más directo con el stoner, o el hard rock bien espeso onda Zeppelin o Sabbath, incluso por momentos te transporta a las bases de Juan Alderete de los Mars Volta (si no me equivoco usan los mismos equipos Ampeg, que son exquisitos). En este disco lograron el sonido de bajo que se oye en los vivos, y que realmente te "aplana" por completo.
No es el mejor disco de la banda, pero tiene el mérito de no repetir fórmulas anteriores y eso ya es mucho.

Brain Damage dijo...

Posta, esos bajistas también se notan en la influencia. Lo cito a Pastorius por que ahora Arnedo esta (mucho) mas melódico que antes.
Lo del sonido en vivo, coincido.
Y lo de si es el mejor disco, sigo opinando que sí. Pero eso ya puede ser subjeción pura.

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.

POLARIS dijo...

Que aburrido nene!...
Sería bueno escuchar más y escribir menos.
Saludos